Evangelio 2020

29 marzo, 2020 – Espiritualidad digital

La prueba de la fe

Mientras Jesús estaba en Galilea, alguien se acercó, procedente de Betania, y le transmitió un mensaje de Marta y María: El que tú amas está enfermo.

Trasladémonos a Betania, entremos en casa de las hermanas, y procuremos averiguar cómo vivieron aquella prueba de fe. Lázaro enfermó, la enfermedad se agravó, y ellas pensaron en Jesús: «Él vendrá y lo sanará, porque lo ama». Enviaron el mensaje, con la seguridad de que el Maestro, al saber que su amigo había enfermado, vendría deprisa.

Pero Jesús se quedó todavía dos días donde estaba. Lázaro murió, y Jesús no había venido. Lo enterraron, y Jesús no había venido. Pasaron tres días, y Jesús no había venido.

¿Imaginas lo que debió pasar en el corazón de aquellas hermanas? ¿Qué sucede cuando rezas, y no hay respuesta; cuando sigues rezando, y no hay respuesta; cuando rezas aún más, y no hay respuesta?

Te diré lo que les sucedió a ellas. Cuando, finalmente, Jesús llegó, Marta dijo: Yo creo que tú eres el Cristo, el Hijo de Dios, el que tenía que venir al mundo. Y resucitó Lázaro.

En ocasiones, Dios calla. Dichoso quien, en esos momentos, mantiene encendida la lámpara de la fe. Será recompensado.

(TCA05)

(HOMILÍA DE 30 MINS. PARA REZAR EN CASA) (Pulsar en el enlace con el botón derecho para descargarla)