Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

9 febrero, 2020 – Espiritualidad digital

Ventanas abiertas a la luz

El Sermón de la Montaña no estaba dirigido exclusivamente a las personas que escuchaban al Maestro. Jesús pronunció aquellas palabras pensando en nosotros:

Vosotros sois la luz del mundo.

Se refiere a ti. Y, para que entiendas hasta qué punto esa llamada es signo de predilección divina, te diré que Jesús dijo algo idéntico de sí mismo:

Yo soy la luz del mundo (Jn 8, 12).

¿Entiendes que estás llamado a ser «otro Cristo»? Aunque no de la misma forma. Jesús es el sol. Tú y yo debemos ser unas ventanas abiertas, que iluminan la habitación. En la medida en que nos hacemos transparentes a la gracia, llenamos de claridad la tierra.

¿En qué se te nota que eres cristiano? Quienes no frecuentan la iglesia no te ven rezar. Y si, fuera del templo, vives como viven los demás…

Si estás alegre en medio de las dificultades, serás luz. Si perdonas incluso las peores ofensas, serás luz. Si te preocupas por todos, serás luz. Si no hablas mal de nadie, serás luz. Si sabes encontrar un momento a solas con un amigo para hablarle de Cristo, serás luz. Y, si todos los cristianos fuéramos luz, el mundo estaría muy iluminado.

(TOA05)