Evangelio 2020

9 enero, 2020 – Espiritualidad digital

¡Anímate!

Cuando los apóstoles vieron a Jesús caminando sobre las aguas, y, aterrados por el miedo a los fantasmas de la noche, comenzaron a gritar, el Señor les dijo: Ánimo, soy yo, no tengáis miedo.

Escucha esa misma palabra mientras contemplas a Jesús recién nacido. Todo en Él –sus pequeños ojos, sus bracitos, sus pies diminutos, su sonrisa– te grita: ¡Ánimo!

También tú estás sumido en tus miedos, tus fantasmas, tus batallas de pesadilla contra espectros imaginarios, porque todos esos dolores que te ahogan son nada en comparación con la luz que te rodea. Saca los ojos de las sombras, libéralos de las tinieblas, que ya ha clareado el día, y el resplandor del Sol que nace de lo alto está sonriendo para ti. ¡Míralo a Él, y escucha con los ojos!

«¡Ánimo, soy yo! Estoy aquí, he venido desde el Cielo para hacerte compañía. No quisiera separarme de ti jamás, porque mi alegría es estar contigo. Y tú, a mi lado, ¿qué tienes que temer? Soy niño, pero soy Dios, Dios contigo. Descansa en Mí, que yo descanso en ti. Y así, mientras reposo en tus brazos, Yo, el Dios que no pierde batallas, te guardo y te protejo. ¡Ánimo!».

(0901)

“Evangelio