Evangelio 2020

2 diciembre, 2019 – Espiritualidad digital

Apóstoles del Adviento

Las calles, los supermercados y los bares están llenos de gente; elige uno de los tres escenarios, acércate a una persona al azar, y pregúntale: «¿Espera usted a alguien?». Si descartamos a quienes esperan al autobús, unos esperan a la suegra por Navidad, otros esperan al gordo de las barbas, otros esperan a los niños de san Ildefonso, y otros no esperan a nadie.

Ayer, en todos los templos, se anunciaba la venida del Señor. Pero eso no significa que todos los hombres hayan escuchado el anuncio. Una enorme multitud aun no sabe que Jesús está al llegar.

Cristo anuncia su venida a los cristianos. Pero, sobre todo, quiere anunciarla a los de lejos, a esos millones de personas que no vienen a la iglesia: Vendrán muchos de oriente y occidente y se sentarán con Abrahán, Isaac y Jacob en el reino de los cielos.

Llevemos la noticia a toda esa multitud que vaga sin rumbo. Acércate a quienes no creen, y contágiales tu alegría, tu esperanza, tus deseos de eternidad. Escucha sus penas, comparte sus soledades, enjuga sus lágrimas. Y, con tu compasión y tu cariño, anúnciales que viene Aquél que sana los corazones afligidos. Sé apóstol del Adviento.

(TA01L)