Libros de José Fernando Rey Ballesteros

31 agosto, 2019 – Espiritualidad digital

Ese empeño que tienen los humanos…

Hace pocos días lo he vuelto a escuchar. Nunca digo nada, no respondo, por no faltar al respeto, pero siempre me quedo rezando. «No fumaba, no bebía, hacía deporte, cuidaba su alimentación… y se ha muerto». No sé… No me es fácil entender «ese empeño que tienen los humanos / de morirse perfectamente sanos».

Quizá, como no creemos en el más allá, soñamos con estirar el «más acá» hasta convertirlo en eterno, y, secretamente, pensamos que, si nos cuidamos, no moriremos. En lugar de privarnos de satisfacciones por Dios, ayunamos y guardamos abstinencias terribles por una salud que siempre, al final, nos paga con la muerte.

Debemos cuidar el cuerpo, que es templo de Dios. Pero también debemos recordar que el cuerpo, y la salud, se nos han dado para los gastemos, no para que los conservemos en formol hasta que se pudran.

Tuve miedo y fui a esconder tu talento bajo tierra. Aquí tienes lo tuyo. ¿De verdad piensas que agradarás a Dios por presentarle, al final de tu vida, un cadáver hermoso libre de colesterol? Más te valdría presentar un cuerpo gastado, consumido y entregado a Dios y al prójimo, como un crucifijo.

¡No tengas tanto miedo, hombre!

(TOI21S)