Libros de José Fernando Rey Ballesteros

31 julio, 2019 – Espiritualidad digital

La fe sin air-bag de serie

Si una persona vende el coche para comprar un diamante, se quedará sin coche, pero aún le quedan el dinero, el piso, el reloj, y las joyas de la abuela. Puede seguir defendiéndose en esta vida. Así sueñan algunos con una fe provista de air-bag, de un sistema de compensaciones para el caso de que les falle la religión. Tienen a Dios, pero, por si acaso no les satisface, ya se cuidan de que no les falten bienes materiales que hagan la vida más llevadera. Al final, acaban entregados a esos bienes, porque a Dios nunca lo tuvieron.

El reino de los cielos se parece también a un comerciante en perlas finas, que al encontrar una de gran valor se va a vender todo lo que tiene y la compra.

Si alguien vende cuanto tiene para comprar algo, lo que ha comprado será su único tesoro, y tendrá que vivir de él, o morir. No le queda nada más.

Así es Cristo: si lo quieres abrazar, si quieres que sea tu Señor y tu Dios, tendrás que vivir con Él, de Él y para Él. No podrás tener otro tesoro fuera de Él, porque Él te llevará la vida entera.

(TOI17X)