Libros de José Fernando Rey Ballesteros

17 julio, 2019 – Espiritualidad digital

Bajuras

«El Elyon» es uno de los nombres de Dios en la Biblia. Se traduce «el Altísimo». Precisamente por ser el «Dios de los altos», se le ofrecen sacrificios en los montes, lugares donde el hombre siente más cercana la presencia de lo divino. El propio Jesús, en el Sermón de la Montaña, debió emplear esta expresión: Amad a vuestros enemigos, haced el bien y prestad sin esperar nada; será grande vuestra recompensa y seréis hijos del Altísimo (Lc 6, 35).

Lo sorprendente es que en el Hijo del Dios Altísimo todo parecen ser «bajuras»: los niños heredan el reino, los pobres entran en el Cielo, y los secretos de Dios son revelados a los pequeños.

Te doy gracias, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos, y se las has revelado a los pequeños.

El propio Hijo del Altísimo se hace niño, y muere abajado en la humillación de la Cruz.

Dios no ha dejado de ser el Altísimo; es, sencillamente, que nosotros nos equivocamos de monte. El monte que debes ascender para llegar a Él es el de la humildad. Porque, en este Dios Altísimo, todo parecen ser «bajuras».

(TOI15X)