Libros de José Fernando Rey Ballesteros

28 mayo, 2019 – Espiritualidad digital

No soporto a Jesús cuando dice «me voy»

De todas las palabras de Jesús que han quedado reflejadas en los evangelios, las que más me duelen, las que no soporto, son estas dos: «Me voy».

Ahora me voy al que me envió

Lo confieso: no soporto a Jesús cuando dice me voy. Porque esas dos palabras, venidas de sus labios, me anuncian que me quedo solo. Y no es que no soporte la soledad; es, sencillamente, que no soporto su ausencia. Me da muchísimo miedo; y me llena de tristeza. Aunque estuviera rodeado de seres queridos todo el día, si Jesús se ha ido, ya no querría vivir.

No soporto a Jesús cuando dice me voy.

Y Él, que tanto me ha soportado a mí, en lugar de reprocharme mi falta de fe, me regala el consuelo que endulce su ausencia:

Si no me voy, no vendrá a vosotros el Paráclito. En cambio, si me voy, os lo enviaré.

Entonces entiendo: Jesús se va, pero no me deja solo. Se va de mi lado, pero viene a mi alma. No lo veré, pero vivirá en mí. Es más que un consuelo; es el Consolador, el que me soporta, y me ayuda a soportar el «me voy» de Jesús.

(TP06M)