Libros de José Fernando Rey Ballesteros

11 abril, 2019 – Espiritualidad digital

He visto a Abrahán

AbrahánMe costaba entender las palabras de los judíos: No tienes todavía cincuenta años, ¿y has visto a Abrahán?

Hasta que cumplí los cincuenta. El mismo día de mi cumpleaños, vi a Abrahán, y, desde entonces, no ha pasado un día sin que me tope con él y con sus barbas.

Ese día vi a Abrahán mientras era llamado por Dios a abandonar su tierra y emprender una larga peregrinación. Y entendí, por fin, que mi vida era cansancio en busca del descanso prometido por quien me llamó.

Le he visto, también, esperando una promesa que parecía no cumplirse, hasta que, llegado el momento, el hijo anhelado nació. Y comprendí, por fin, que los tiempos de Dios no son los míos. Los suyos siempre se cumplen. Los míos, raras veces.

También le he visto sacrificando a su hijo en lo alto del Monte. Y, tras él, he contemplado el Calvario, donde el Hijo de Dios se sacrificó por mí. Así he aprendido, por fin, que mis ojos no deben apartarse jamás de la Cruz.

Quienes aún no habéis cumplido los cincuenta no podréis ver estas maravillas. Tened paciencia, y conformaos con ver a… no sé, al perro de Tobías, por ejemplo.

(TC05J)