Libros de José Fernando Rey Ballesteros

7 febrero, 2019 – Espiritualidad digital

La maleta más pesada

Cualquiera que salga de viaje lleva, cuando menos, su bolsa de mano. Nadie viaja con lo puesto, sin llevar dinero o una tarjeta de crédito en el bolsillo.

Les encargó que llevaran para el camino un bastón y nada más, pero ni pan, ni alforja, ni dinero suelto en la faja.

Salir así a un viaje cuya fecha de regreso desconoces es arriesgar mucho… O, mejor, es el abandono total en manos de Dios. Y pensar que, por abandonarte de esa forma, el Señor se encargará de alimentarte con langostinos, es ingenuidad. Probablemente, aquellos Doce no comieron todos los días. Lo que esa forma de viajar les garantizaba es que no tendrían otra preocupación que hacer la voluntad de Dios y aceptar cuanto viniera de su mano.

¡Bendito abandono! Porque la maleta más pesada que muchos arrastran en el viaje de la vida es la de las preocupaciones. Yo no sé si Dios te pide que lleves bolsa de mano en tus viajes. Lo que sí te pide es que aprendas de los apóstoles, y no tengas más preocupación que hacer la voluntad de Dios y aceptar cuanto venga de su mano. Si vives así, viajarás ligero, y serás libre.

(TOI04J)