Libros de José Fernando Rey Ballesteros

10 enero, 2019 – Espiritualidad digital

Una ventana abierta al Cielo

luzAnte una nube luminosa como la que vio Isaías, rodeada de ángeles, es casi inevitable caer en tierra. Pero, ante un niño… Ante un niño te agachas, le haces carantoñas, y dices… «¡Qué guapetón!». No lo adoras, juegas con él.

Sin embargo, este niño, que parece en todo como los demás, no es como los demás. El Niño Jesús es una ventana. Si lo miras con fe, verás, tras Él, el cielo abierto, y a más ángeles de los que vio el profeta.

El Espíritu del Señor está sobre mí.

La nube que vio Isaías era el anuncio del Aliento divino que llena cada gesto del Niño. Cuando me sonríe, es Dios quien me sonríe; cuando me mira, es Dios quien me mira; cuando llora, llora Dios en sus lágrimas.

Me ha enviado a evangelizar a los pobres.

Verás, tras el Niño, al Padre que lo envía. Y conocerás el Amor tan grande de Dios por los hombres, que lo lleva enviar a su Hijo al mundo para proclamar la buena noticia del perdón de los pecados. La luz de ese Amor te llenará de alegría por dentro, porque este niño es una ventana abierta al Cielo.

¡Cómo no adorarlo!

(1001)

“Evangelio