Libros de José Fernando Rey Ballesteros

31 diciembre, 2018 – Espiritualidad digital

Fin de año y principio del tiempo

La Biblia comienza así: En el principio creó Dios los cielos y la tierra (Gn 1,1). Ese «principio» se encuentra en la eternidad, en Dios.

La creación tuvo su culmen en la aparición del hombre. Pero el hombre se rebeló contra Dios. Creador y criatura trataron de volver a unirse en una alianza siempre renovada y siempre rota.

Cuando has tratado mil veces de ofrecer tu mano a un niño que se ha caído, y el niño la coge y la suelta una y otra vez sin terminar nunca de levantarse, sólo puedes abandonar al niño o comenzar de nuevo.

El en principio existía el Verbo.

Juan comienza su evangelio con las palabras del Génesis. Dios creará otra vez al hombre. Ya no le tenderá la mano desde la eternidad. Ahora se agachará.

Y el Verbo se hizo carne, y habitó entre nosotros.

Mira al Niño Jesús: Dios se ha agachado para levantarte. Se ha hecho como tú, para que tú te hagas como Él. Hoy tomas en brazos a un recién nacido; mañana, ese Niño te cargará sobre sus hombros para llevarte a ti, oveja perdida, a las praderas de su reino, al «principio» donde habita con su Padre.

(3112)

“Evangelio