Libros de José Fernando Rey Ballesteros

27 diciembre, 2018 – Espiritualidad digital

Los que miran

Quien quiera aprender a mirar un Belén tiene que acudir a Juan. Él es maestro de «los que miran».

Juan es, ante el sepulcro abierto de Cristo, lo que fueron los pastores ante el pesebre de Belén. Como ellos, echó a correr, y corría más que Pedro. Quizá porque fuera más joven, quizá porque tuviera más prisa.

Igual que los pastores al llegar ante el pesebre, Juan, al llegar al sepulcro, se detiene y contempla. Pero, también como ellos, no fía toda la contemplación a los ojos. Los ojos perciben la puerta, pero sólo la fe puede cruzarla. Si los pastores vieron a un niño acostado sobre unas pajas, Juan vio unas sábanas dobladas en el suelo. Se iluminó el alma de aquellos pastorcillos, y en el recién nacido vieron al Eterno hecho mortal. Se iluminó el alma, de Juan, y tras aquellas sábanas vio al Mortal conquistar la eternidad.

Vio y creyó.

Ojalá se pueda decir esto también de ti. ¿Qué ves, cuando miras el Belén de tu casa? «Vaya, se ha caído la estrella». ¿Eso es todo lo que ves? Mira mejor. Mira como los pastores, mira como Juan. Si quieres contemplar, debes ser de «los que miran».

(2712)

“Evangelio