Libros de José Fernando Rey Ballesteros

24 diciembre, 2018 – Espiritualidad digital

El centinela de la aurora

El Adviento está a punto de terminar. ¿Cómo te ha ido?

Me dices que tu Adviento ha sido oscuro, lleno de contrariedades y tristezas; que apenas has cumplido los propósitos que hiciste a primeros de diciembre, y que te sientes más lejos de Dios que nunca. En lugar de preparar la venida del Señor, te parece que hubieras estado alejándote de Él. Esta noche será Nochebuena, y, a falta de unas horas, te sientes poco «navideño».

No te extrañe. Sólo anhelan la luz quienes están a oscuras. Y el Adviento es tiempo de oscuridad. Dicen que la hora más oscura del día es, precisamente, la que precede al amanecer. Y esa hora es el Adviento: el turno de guardia del centinela que espera a la aurora. Por extraño que te parezca, así como estás, tus disposiciones son inmejorables. Esas tinieblas tuyas son todo un grito de auxilio lanzado a la luz.

Por la entrañable misericordia de nuestro Dios, nos visitará el sol que nace de lo alto, para iluminar a los que viven en tinieblas y en sombra de muerte.

No apartes tu vista del horizonte, no retires tu atención de Dios. Esta noche estallará la luz en tu alma.

(2412)

“Evangelio