Libros de José Fernando Rey Ballesteros

22 diciembre, 2018 – Espiritualidad digital

La verdadera dicha

¿Se puede ser feliz mientras se sufre?

Desde luego, no, si la felicidad es un estado de ánimo. Los estados de ánimo vienen y van: muchas veces, sin culpa, movidos por los humores que fluyen en el cuerpo; otras, a golpe de disgustos y consuelos. Si la felicidad es un estado de ánimo, es incompatible con el sufrimiento.

Pero si existe una alegría interior, mucho más interior que los estados de ánimo, los humores y la epidermis donde recibimos disgustos y consuelos, entonces esa alegría puede coexistir con el dolor, del mismo modo que el calor de la chimenea coexiste con la nieve que hay tras las ventanas.

Tenemos alma. No todos lo saben, pero tenemos alma. Y esa alma es lo más interior de nosotros mismos, como el hogar que se alza en el centro de un bosque. Si está vacía, vivimos a merced de disgustos y consuelos. Si está llena de pecados, padecemos una amargura interior que no sabemos explicar. Pero, si está llena de Dios, experimentamos una alegría espiritual indestructible: la del Amor.

Se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador.

Es la alegría de la Virgen. Y debería ser la tuya. ¿Te has confesado ya? ¿rezas?

(2212)

“Evangelio