El Mar de Jesús de Nazaret

17 diciembre, 2018 – Espiritualidad digital

Pre-Navidad

Ha comenzado la pre-Navidad. Hoy, 17 de diciembre, la Iglesia, con todos sus hijos, toma el camino de Belén. Dentro de ocho días, merced al admirable misterio de la liturgia, presenciaremos el nacimiento del Hijo de Dios. «Presenciaremos» significa que estaremos presentes; de una forma tan misteriosa como cierta, estaremos en Belén.

La aparición del Verbo entre los hijos de los hombres hunde sus raíces en una historia muy antigua; historia de pecado y misericordia. Es la historia de la Alianza de Dios con los hombres.

Abrahán engendró a Isaac, Isaac engendró a Jacob… Mateo se remonta a Abrahán, pero Lucas se remonta hasta Adán. Tú, en oración, remóntate también a tu infancia, a tu historia de pecado y misericordia, a la historia de esa alianza de Dios contigo, hasta hoy.

David, de la mujer de Urías, engendró a Salomón. Hay un terrible pecado tras esa unión adulterina. Pero, sin ese pecado, Salomón no habría nacido, ni tampoco san José. ¡Qué misterio! Cuando repases tu historia, y recuerdes tus pecados, detéstalos. Pero da gracias a Dios, que se sirvió incluso de ellos para llevarte a donde estás hoy, y para que puedas alegrarte esta Navidad ante el misterio de Belén.

(1712)

“Evangelio