El Mar de Jesús de Nazaret

18 noviembre, 2018 – Espiritualidad digital

Está sucediendo

hijo del hombreNadie duda que las palabras del Señor están referidas a su segunda venida, y al fin del mundo:

Después de la gran angustia, el sol se oscurecerá, la luna no dará su resplandor… Entonces verán venir al Hijo del hombre sobre las nubes.

Por eso sorprende que Jesús coronase su profecía con esta afirmación:

En verdad os digo que no pasará esta generación sin que todo suceda.

Esa generación pasó. Llegó otra. Y, después, otra. Y, así, hasta nuestra generación. ¿Por qué no ha sucedido? ¿Por qué no hemos visto aún al Hijo del hombre?

Por nuestra ceguera. Aquella generación conoció la gran angustia, y, cuarenta años después, vio cómo su mundo se venía abajo cuando Jerusalén fue destruida. Supieron que el fin del mundo no es algo que sucederá, sino algo que está sucediendo. Y, detrás de aquella angustia, los cristianos vieron al Señor, como lo vio Esteban, y afrontaron sin miedo el martirio.

Mira a tu alrededor. Todo se desmorona. El pecado, el dolor y la muerte acechan por todas partes. Nada permanece, todo se va. Pero, si miras con fe, tras esa gran angustia  reconocerás al Señor que viene. Estamos, como estaban ellos, en los últimos días.

(TOB33)