El Mar de Jesús de Nazaret

30 septiembre, 2018 – Espiritualidad digital

¿Quién es «de los nuestros»?

La primera crisis que sufrió la Iglesia vino a cuenta del jamón de bellota. La Ley de Moisés prohibía a los judíos, entre otras cosas, comer carne de cerdo. Pero, un buen día, a la hora del aperitivo, Dios le mostró a Pedro, en una visión, una tabla de ibéricos de Guijuelo, y le dijo: «Come». Simón supo que, a partir, de entonces, la salvación ya no estaba encerrada en Israel, sino que se derramaría a todos los hombres. Pero no todos lo entendieron igual de bien.

Hemos visto a uno que echaba demonios en tu nombre y se lo hemos querido impedir, porque no viene con nosotros.

Ya, por entonces, los apóstoles apuntaban maneras. Pero se dejaron traspasar por el Espíritu, y sus corazones se abrieron hasta convertirse en «católicos», universales.

Hoy, las fronteras no las traza el jamón, sino las ideologías: «Éste es de izquierdas», «éste vota a los populistas». Son formas de decir: «no son de los nuestros», y protegernos contra ellos.

Pero, de nuevo, nos equivocamos. Todos son «de los nuestros». Simplemente, algunos no lo saben. Y nosotros tenemos el mandato de acercarnos a ellos y anunciarles que Dios los ama, que son «de los nuestros».

(TOB26)

“Evangelio