El Mar de Jesús de Nazaret

31 agosto, 2018 – Espiritualidad digital

La «voz en off» de Dios

No deja de ser misterioso y fascinante, en la parábola de las diez vírgenes, el relato de la aparición del esposo:

A medianoche se oyó una voz: «¡Que llega el esposo, salid a su encuentro!»

¿Quién gritó? Si las diez vírgenes estaban dormidas, ¿quién dio la voz de alerta? ¿A quién le debemos esas palabras preciosas que rompieron el silencio de la noche, y que resuenan en el alma cada vez que se escuchan las campanas de una iglesia: ¡Que llega el esposo, salid a su encuentro!? El relato no desvela ese secreto, parece que hubiera sido, tan sólo, una voz, una «voz en off»… Es la «voz en off» de Dios.

Cuando te dejas deslumbrar por el ruido y los brillos de las criaturas, tu alma está aturdida, y no puede escuchar ni ver a Dios. Es preciso que te recojas en tu interior, que huyas de esos falsos resplandores y te sumerjas en la noche silenciosa de la fe, igual que huyó Israel de Egipto y se sumergió en el Desierto. No tengas miedo a ese silencio y a esas tinieblas. Cuando te cubras con ellas, escucharás al Espíritu.

Él es la «voz en off» de Dios.

(TOP21V)