El Mar de Jesús de Nazaret

17 agosto, 2018 – Espiritualidad digital

El matrimonio cristiano, aguas arriba

matrimonio cristianoLas palabras de Jesús sobre el matrimonio sólo pueden ser comprendidas si las bebemos «aguas arriba», en ese otro Amor mayor que es la fuente del amor conyugal.

«Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán los dos una sola carne». De modo que ya no son dos, sino una sola carne.

Recuérdalo en el padrenuestro de la misa. ¡Qué momento tan sublime! Estás a punto de comulgar, y, cuando lo hagas, Jesús y tú seréis, realmente, una sola carne. Ha dejado el Señor en el cielo a su Padre, y en la tierra a su Madre, para unirse a ti en lo alto de esa Cruz que es lecho conyugal. Ha tomado en su carne tus culpas, y ha alimentado tu cuerpo con su cuerpo. ¿Cabe más intimidad, puede existir una entrega mayor? Él toma de lo tuyo, para darte a ti de lo suyo. ¿Qué más quieres? Comulga enamorado, por el Amor de Dios.

Y procura que tu matrimonio sea limpio reflejo de esa unión, de esa lealtad y de esa paciencia. Amarse, entregarse, sufrirse… He ahí la esencia del matrimonio de los hijos de Dios.

(TOP19V)