El Mar de Jesús de Nazaret

27 julio, 2018 – Espiritualidad digital

Buscando en el cajón de los trastos

Has asistido a misa por la mañana, a primera hora. Llegaste a la iglesia treinta minutos antes, y, ante el sagrario, meditaste la Palabra de Dios que escucharías después. Cuando la proclamaron, el terreno de tu alma estaba preparado por aquella oración, y, aunque subió a leer ese señor a quien apenas se le entiende (¿por qué le dejará subir el cura?), recibiste en tu corazón la semilla.

Son las cinco de la tarde, y te has preguntado de qué trataba el evangelio. ¡Sorpresa! No logras acordarte. Rebuscas en el cajón de tus recuerdos de hoy, y aparecen el telediario, la discusión que has tenido con tu hijo, la noticia que te ha dado un amigo en la piscina, lo estupenda que estaba la comida… Pero ¿dónde está el evangelio de hoy? ¡No lo encuentras!

Lo sembrado entre abrojos significa el que escucha la palabra; pero los afanes de la vida y la seducción de las riquezas ahogan la palabra.

Has dejado pasar demasiado tiempo sin recordarlo, y ahora está sepultado en el cajón de los recuerdos inútiles. Anda, vuelve a leerlo, y, en adelante, recuérdalo más a menudo. Aunque sólo repitas una frase, por el hilo sacarás el ovillo.

(TOP16V)