Libros del autor

7 julio, 2018 – Espiritualidad digital

¿Qué haces con tus sábados?

Muchos cristianos, que de lunes a viernes reservan un tiempo fijo para sus prácticas de piedad, ven cómo su vida espiritual se desmorona al llegar el sábado. Los horarios cambian, los niños no tienen colegio, y siempre hay un plan pendiente: compras, visitas familiares, deportes… El domingo, cuando menos, la misa centra un poco el alma y los horarios. Pero los sábados, muchas veces, son días entregados a «lo que surja».

Si te gusta pasar la mañana del sábado en Ikea, no olvides que esa actividad tan deportiva es perfectamente compatible con la vida espiritual. Tan sólo hace falta que, el viernes por la noche, después de hacer tu examen de conciencia, decidas a qué hora te levantarás el sábado, a qué hora rezarás, a qué misa asistirás y qué momento reservarás para el rosario. Guarda esos momentos, y, el resto del día… ¡A Ikea! Pero irás tan recogido, que los muebles te servirán para rezar.

El vino nuevo se echa en odres nuevos. El domingo recibirás el vino nuevo, de manos de Jesús resucitado. Pero el viernes –día de penitencia– y el sábado –día dedicado a la Virgen– prepararás los odres. Nadie echa vino nuevo en sillas de Ikea.

(TOP13S)