Libros del autor

23 mayo, 2018 – Espiritualidad digital

Todo lo que escapa a tu control

Es toda una paradoja, y debería hacernos pensar: Quienes apenas podemos controlar nada, queremos controlarlo todo, mientras Aquél que tiene poder sobre todo parece no querer controlar nada.

– Maestro, hemos visto a uno que echaba demonios en tu nombre y se lo hemos querido impedir. – No se lo impidáis

En este caso, aún podría decirse que quien en nombre de Jesús expulsaba demonios nada malo hacía. Pero el Señor que lo permite es el mismo dueño del campo que, ante el afán controlador de los labradores, permitió que la cizaña creciera junto al trigo. Y, por si fuera poco, es el mismo Señor que permitió a los hombres escupirle, flagelarlo y crucificarlo.

El misterio de esa «permisividad» divina alcanza límites insospechados cuando, finalmente, nos percatamos de que la Historia es suya, y nada escapa a sus designios. Mientras nosotros, con nuestro afán de control, vemos cómo todo se nos escapa de las manos, Él, con su permisividad, ha tomado en sus manos la Historia.

Deberíamos tener más paz, y dejar de jugar a ser dioses. Lo que a nosotros se nos escapa, cae en sus manos. ¿Por qué no dormimos en esas manos también nosotros, y decimos: «Hágase tu voluntad»?

(TOP07X)