El Mar de Jesús de Nazaret

20 mayo, 2018 – Espiritualidad digital

Tu bautizo, tu boda, tu comunión

le da la ganaSupongo que, para los comercios, mayo es un mes maravilloso. Quien no tiene una primera comunión, tiene un bautizo; quien no tiene un bautizo, tiene una boda; y quien tiene alguna de las tres cosas, tiene un regalo que comprar. Si tienes las tres, mayo será tu ruina.

Si ya compraste el regalo de comunión de tu sobrino, detente un instante… Porque hoy, día de Pentecostés, es el día de tu bautizo, tu boda y tu comunión. Y, en lugar de comprar, recibiremos nosotros el mayor regalo que jamás haya recibido un hombre.

Sopló sobre ellos y les dijo: «Recibid el Espíritu Santo». Es el Hijo de Dios quien nos lo regala. Y no lo compra en una tienda; el regalo se lo saca de dentro. En la Cruz, vació su cuerpo de sangre y agua para derramarlo sobre nosotros. En Pentecostés, vacía su aliento y nos lo entrega… Es su propio Espíritu, su propia vida en nosotros.

Es tu bautismo, porque en ese Espíritu fuiste bautizado. Es tu boda, porque ese Espíritu es el Amor que te desposa con Él. Es tu comunión, porque ese Espíritu consagra el Pan que comulgas.

¡Felicidades! ¿Te gusta tu regalo? Recíbelo… y aprovéchalo.

(PENTB)