Libros del autor

29 abril, 2018 – Espiritualidad digital

Fe y artrosis

Alguien podría ver, en estas palabras del Señor, un pasaporte gratuito a la omnipotencia caprichosa: Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid lo que deseáis, y se realizará.

«Entonces, si estoy empeñado en pedirle a Dios que me cure la artrosis, ya sé lo que haré: meditaré la palabra de Dios todos los días, procuraré tenerla presente a todas horas, de modo que se cumpla en mí lo que Jesús ha dicho: Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros. Una vez que se haya cumplido, rezaré un padrenuestro para que la artrosis desaparezca, y desaparecerá».

Te animo a que consigas lo primero: identifícate de tal manera con las palabras del evangelio, que no se retiren de tu corazón, ni de día, ni de noche. Pero, cuando ese espíritu contemplativo haya calado en tu alma hasta su mismo centro, quizá te sorprendas. Porque, al elevar al cielo tu oración, pedirás el Espíritu Santo, pedirás almas, pedirás fe, y, en último lugar, pedirás salud. La palabra divina te habrá transformado por dentro de tal forma, que pedirás según Cristo, y no según tu capricho. Incluso puede que ofrezcas tu enfermedad para ganar, aún, más almas.

(TPB05)