Libros del autor

9 abril, 2018 – Espiritualidad digital

La limpieza hecha relato

El relato de la Anunciación es la limpieza convertida en texto. No hay página en toda la Biblia tan limpia como ésta. Porque, en el resto de las Escrituras, contemplamos la confrontación entre santidad y pecado. Incluso los relatos de la resurrección de Cristo tienen, como contrapunto, la incredulidad de los apóstoles. Pero, en la Anunciación, un ángel inmaculado entrega a una Virgen limpísima la embajada más preciosa que jamás ha recibido la tierra. Y, fruto de ese diálogo, el mismo Dios, la santidad en estado puro, se encarna en unas entrañas virginales. Es el Paraíso en la tierra.

Gabriel lo llena todo de luz. Sus palabras son palabras de un Dios enamorado que se postra ante la criatura más preciosa jamás creada por Él.

María es la Purísima, la Bellísima, la bendita entre las mujeres. Ha guardado limpias sus entrañas como santuario dispuesto a recibir la gloria de los cielos. Sus palabras son palabras de amor, de entrega enamorada sin reparos ni condiciones: He aquí la esclava del Señor

El Espíritu Santo vendrá sobre ti. El propio Amor increado desciende del cielo, y deja en esas entrañas al Cordero sin mancha…

¡Qué delicia para el alma, contemplar tanta luz!

(2503)