El Mar de Jesús de Nazaret

20 diciembre, 2017 – Espiritualidad digital

No hagas tanto, y deja hacer

Caminamos por la vida cargados de «voy a hacer»: «Voy a desayunar. Luego voy a subir al coche. Luego voy al Banco a realizar unas gestiones. Luego voy a trabajar, y voy a excusarme por llegar tarde. Luego voy a llamar a Agapito para que esté pendiente del correo. Luego voy a …». Y, entre «voy a hacer» y «voy a hacer», se te avería el coche y te quedas tirado. Tu castillo de tareas se desmorona, y tú te enfurruñas como si Dios te hubiese puesto la zancadilla a mitad de carrera.

Pero, si lo piensas bien, todo se reduce a un borrón en el libro de tu vida mientras lo estabas escribiendo. Tu obra, tu página del diario, se ha estropeado y ha quedado hecha un asquito. Anda, déjame hacerte una pregunta: ¿Quién te mandó meterte a escritor? ¿Tan bueno te crees, cuando se trata de escribir tu biografía? ¿Nunca imaginaste qué sucedería si, en lugar de intentar emular a Cervantes, te echaras a un lado y dejaras escribir a Dios?

Sucedería que todos tus «voy a hacer» se convertirían en «hágase».

He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra. Y nació Dios.

Aprende.

(2012)

“Evangelio