El Mar de Jesús de Nazaret

9 diciembre, 2017 – Espiritualidad digital

Salvación eterna y jamón de jabugo

Quienes estáis leyendo estas líneas escuchasteis hace seis días un anuncio extraordinario: «¡Viene el Señor!» Y os estáis preparando para recibirlo en vuestras vidas.

Pensad ahora en la multitud de hombres y mujeres que nunca pisa una iglesia, que nunca recalará en una página como ésta, o que ni siquiera guardan en sus casas una biblia. ¿Qué noticia tendrán? ¿Acaso el Señor no viene también para ellos? ¿Cómo lo recibirán, si el único anuncio que han escuchado es el de un servicio de venta de jamones online para las fiestas? Nadie les ha hablado de Cristo, y no esperan más que al repartidor de Amazon y a Papá Noel, el santo pagano de las navidades comerciales.

Id a las ovejas descarriadas de Israel. Id y proclamad que ha llegado el reino de los cielos. El anuncio que recibimos debería convertirnos en pregoneros. Tienes a tu alrededor muchas personas que necesitan escucharlo; no les prives de ello.

Curad enfermos, resucitad muertos, limpiad leprosos… La palabra sobre Cristo que deslizarás en los oídos de cada uno obrará milagros, sanará sus heridas, y les hará saber que quien viene no es el repartidor de jamones, sino Aquél que entrega al hombre vida eterna.

(TA01S)

“Evangelio