Evangelio 2018

18 octubre, 2017 – Espiritualidad digital

Por prescripción facultativa

Si «evangelio» significa «buena noticia», evangelista es aquel buen pregonero que la trae hasta nosotros. Su vocación queda resumida en estas palabras del Señor: Curad a los enfermos que haya y decidles: «El reino de Dios ha llegado a vosotros».

Bien cumplió san Lucas su cometido. Quien fue llamado médico querido (Col 4, 14) por san Pablo encontró su mejor medicina en la misericordia de Dios manifestada en Cristo. No hay mejor ungüento que el del buen samaritano para las heridas del pecador, ni mejor terapia para la tristeza del hijo pródigo que el abrazo de su padre, ni mejor camilla para la oveja perdida que los hombros del pastor. Todas estas parábolas las conocemos gracias a san Lucas, cuyo evangelio lleva el perfume de la misericordia.

El reino de Dios ha llegado a vosotros… También nosotros debemos anunciar la buena noticia a los hombres. Lo haremos si, con nuestras vidas, mostramos cómo ama Dios al pecador. Quienes estuvieran cerca de nosotros deberían sentirse cerca del cielo. El anuncio que el cristiano proclama al pecador no es: «te vas a condenar», sino «Dios te ama, aun cuando estás en tu pecado». Como al hijo pródigo, como a la oveja perdida…

(1810)