Evangelio 2018

23 julio, 2017 – Espiritualidad digital

La levadura vs. la masa

El reino de los cielos se parece a la levadura; una mujer la amasa con tres medidas de harina, hasta que todo fermenta. Esa mujer es la Iglesia. Ella tiene sus manos en el mundo, pringaditas de harina, y con ellas amasa a los cristianos, que desde dentro hacen que el mundo fermente amor a Cristo.

Pero yo veo a algunos que quieren «dialogar» con el mundo, y eso los sitúa al otro lado de la mesa; por tanto, no están en el mundo. Y veo a otros que quieren defenderse del mundo, y eso los sitúa al otro lado de la barricada; tampoco están en el mundo.

No se trata de engrosar las páginas de religión de los periódicos, sino de que haya cristianos escribiendo de política.

No se trata de protegerse en los medios de comunicación «católicos», sino de que haya católicos en todos los medios.

No se trata de crear ambientes cristianos, sino de cristianizar todos los ambientes.

No se trata de llenar los salones de las parroquias. Lo que queremos llenar son las calles y las plazas.

Por eso siento predilección, y nostalgia, por la parábola de la levadura en la masa. Porque quisiera verla cumplida.

(TOA16)

Liber Gomorrhianus