Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

3 Junio, 2017 – Espiritualidad digital

¿Por qué te vuelves?

Un golpe de gracia, incluso una gracia «tumbativa» puede lograr, si quien la recibe es dócil, la conversión de una persona. Pero la santificación no es fruto de un golpe de gracia, sino de una vida entera de cooperación con la gracia. No es lo mismo.

En aquel tiempo, Pedro, volviéndose… Alto ahí. ¿Por qué te vuelves? ¿Acaso no te ha llamado el Señor? ¿No te ha dicho Él: Sígueme? ¿Por qué te vuelves? Teniendo a Cristo delante, ¿qué tienes que mirar detrás? ¿No recuerdas a la mujer de Lot?

Vio que los seguía el discípulo a quien Jesús amaba. Dirás que te volviste para mirar a un santo, pero no mirabas al santo, sino a la sección de cotilleos del «Heraldo de Galilea».

Señor, y éste, ¿qué? ¿Qué… de qué? Respuesta de Jesús: ¿a ti qué?

Hasta lo piadoso nos distrae de lo esencial, si buscamos algo distinto de Cristo.

¡Cuánto nos parecemos a Pedro! Seguimos al Señor, y, cuando nos damos cuenta, nuestra atención está puesta en las criaturas.

Al menos Pedro fue apóstol, santo, y mártir. Con una de las tres cosas tendrías bastante. Pero, si lo has imitado en su curiosidad, imítalo también en su entrega.

(TP07S)