Liber Gomorrhianus

29 Abril, 2017 – Espiritualidad digital

Estas cosas

Cuando dice Jesús: Te doy gracias, Padre, porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos, y se las has revelado a la gente sencilla, ¿a qué se refiere? ¿Qué son estas cosas? ¿Qué las hace inasequibles a los sabios, y, sin embargo, las deja al alcance de la gente sencilla?

Los sabios y entendidos hablan mucho; cuando quieren mostrarte su sabiduría te fulminan, porque sus explicaciones suelen ser interminables. La gente sencilla, sin embargo, habla poco. Necesitan pocas palabras para decirte lo que quieren, porque su mundo interior no está poblado por realidades inescrutables y enrevesadas, sino por unos pocos sueños que son claros como el agua.

Tendremos, por tanto, que entender que estas cosas, a las que se refiere Jesús, no requieren largas explicaciones para transmitirlas ni mentes sofisticadas para entenderlas. Cuando los sacerdotes nos alargamos en los sermones nos convertimos en una plaga bíblica. La gente sencilla se agota.

Lo más curioso de todo es que Jesús se refiere a la sencillez suma: en realidad, estas cosas se expresan sin palabras. Son inefables. Los discursos sobran. En ocasiones, basta con llevarse la mano al pecho. Hablo de amores grandes y de silencios elocuentes. Mejor me callo.

(2904)