“Evangelio

12 Abril, 2017 – Espiritualidad digital

Tus treinta monedas

Aunque en el corazón de Judas anidaba la maldad desde hacía tiempo, el apóstol puso precio a su traición: «¿Qué estáis dispuestos a darme si os lo entrego?» Ellos se ajustaron con él en treinta monedas de plata.

Aquellas monedas bastaron para comprar un campo. Y en ese campo encontró la muerte el traidor.

Antes de que te adentres en el triduo pascual, permíteme que te pregunte: ¿Cuáles son tus treinta monedas? ¿Qué hace falta para que peques y traiciones a Cristo? Si miras hacia otro lado, negando tu condición de traidor, no podrás seguir a Jesús, porque Judas se ha enmascarado en tu interior y te lleva a la muerte.

– ¿Soy yo acaso, Maestro? –Tú lo has dicho. No eludas ese diálogo. Está escrito por ti. Podrás desenmascarar a Judas y arrojarlo lejos si sigues el rastro de las treinta monedas.

¿Un desahogo? ¿Una venganza? ¿El placer secreto de herir a quien te hirió? ¿Un deleite carnal? ¿Una falsa compensación por tus sacrificios? ¿O es, simplemente, un camino que huye de la Cruz? ¿Qué hace falta para que peques? ¿Cuáles son tus treinta monedas?

Reniega de ellas ante Jesús, y habrás expulsado a Judas. Ahora puedes seguir al Señor.

(XSTO)