Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

2 Abril, 2017 – Espiritualidad digital

La fe temblorosa que vence a la muerte

Considera el abismo de angustia que se esconde detrás de estas palabras: Cuando Jesús llegó, Lázaro llevaba ya cuatro días enterrado.

A Jesús lo habían llamado Marta y María mientras su hermano aún vivía: Señor, el que tú amas está enfermo. ¡Preciosa oración! Sin pedir nada, pide todo: «Basta que sepas que está enfermo, y vendrás a curarlo. No rogaremos por él, porque Tú mismo lo amas».

Y, sin embargo: Se quedó todavía dos días más donde estaba. Esperaron a Jesús, y Jesús no vino. Murió su hermano, y Jesús no vino. Lo enterraron, y Jesús no vino. Pasaron dos días, y Jesús no vino… ¿Valía la pena seguir esperando?

Para que nunca desfallezcas en tu oración: el Señor llegó.

Si hubieras estado aquíPero aún ahora sé que todo lo que pidas… Desfallece la fe, y de nuevo se levanta. ¡Como nosotros!

Tu hermano resucitará… ¡Sé que resucitará en la resurrección del último día! «Pero yo quiero verlo vivo hoy» –le faltó decir–.

Yo soy la resurrección. ¿Crees esto?… Yo creo que tú eres el Cristo. De nuevo la fe se incorpora. ¡Bendita lucha, la de Marta!

¡Lázaro, sal afuera! «Sé que querías verlo vivo hoy. También yo».

(TCA05)