“Evangelio

23 Marzo, 2017 – Espiritualidad digital

No desparrames

Mírate: tienes la cabeza en mil cosas a un tiempo, y no resuelves ninguna porque tu atención se reparte entre las mil. Admito que, quitando novecientas noventa y nueve, Dios es una de ellas. Al menos, cuando rezas, intentas acallar las demás; pero tampoco lo consigues. ¿Cómo puedes guardar tantas preocupaciones en un solo cráneo? ¿Cómo puedes intentar estar en todas ellas? ¿Sabes cómo te encuentras? Te lo diré: estás desparramado.

El que no recoge conmigo, desparrama. Me parece que Jesús lo ha dicho expresamente para ti. ¿Por qué no recoges con Él? Anda, trata de recogerte. Trae tus sentidos y potencias, tu memoria, tu imaginación, y también tu entendimiento hacia Él. Tira un poco hacia dentro de ti mismo, como si fueras un pastor que recoge al rebaño en el redil.

No lo haces, porque tienes miedo. Temes que, si dejas de pensar en alguna de esas cosas, el mundo colisionará, y las estrellas caerán sobre la tierra. ¿No estás sosteniendo tú solito el cosmos entero a fuerza de preocuparte?

Despierta, niño. O, mejor, duérmete, niño. Duérmete en Él, y así te recogerás. Cierra los ojos, descansa, y comprueba como Él lo sostiene todo mejor que tú. No desparrames.

(TC03J)