Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

1 Febrero, 2017 – Espiritualidad digital

No seas pesado. Provoca primero

El peor apostolado, sin duda, es el que no se hace. Pero, después de ése, el peor apostolado es el del «pesado», el del tipo cargante que te sermonea sin que tú le hayas pedido consejo. Si, además de cargante, el supuesto apóstol es pertinaz, e insiste una y otra vez, lo más prudente es cambiarse de acera cuando uno lo ve llegar.

Y es que no hay nada más contraproducente que responder a preguntas que los demás no se han hecho. Equivale a hablar de lo que a nadie interesa.

¿De dónde saca todo eso? ¿Qué sabiduría es ésa que le han enseñado? ¿Y esos milagros de sus manos?

Fíjate en el Señor: con su vida suscitaba interrogantes, en lugar de anticipar las respuestas. Y cuando los hombres, provocados por sus obras, se acercaban preguntándose el misterio que se ocultaba tras aquel maestro, Él respondía. Si las respuestas no eran del agrado de todos, al menos habrá que reconocer que todos las escucharon con enorme interés. Unos, para alegrarse. Otros, para indignarse y perderse.

Anda, toma nota. Vive de tal modo que los hombres se pregunten de dónde viene tu alegría. Y, cuando vengan a interrogarte, proclama la verdad.

(TOI04X)