“Evangelio

15 Enero, 2017 – Espiritualidad digital

Éste

Para muchas personas, el hecho de acudir al sacramento del Perdón y tener que confesar siempre los mismos pecados supone una dura prueba. Se sienten hipócritas, creen que la confesión es una rutina, y en ocasiones incluso deciden no volver al confesonario.

A estas personas habría que decirles que no son especiales. De algún modo, a todos nos sucede lo mismo. Y, si la vida cristiana consistiera, principalmente, en vencer al pecado, tendríamos que reconocer que somos un fracaso rotundo.

Pero la vida cristiana no es eso: Éste es el cordero de Dios que quita el pecado del mundo, declara Juan. La segunda parte, –que quita el pecado del mundo– quizá la conocemos, porque para eso acudimos al sacramento del Perdón: para que nos libre del pecado. Pero la parte principal podríamos haberla olvidado: Éste.

¿Quién es Éste? ¿Quién es Cristo? Quienes luchan contra el pecado y no lo conocen me dan pena. Se esfuerzan sin saber por qué.

¿Quieres ser cristiano? Sé de Cristo. Conócelo, trátalo, ámalo, contémplalo hasta que el corazón se derrita en tus entrañas. Y, cuando estés realmente enamorado, entonces, quizá, te portarás mejor. No hay nada como saber por qué hace uno las cosas importantes.

(TOA02)

Evangelio 2017