Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

6 Enero, 2017 – Espiritualidad digital

Oro, incienso y mirra

Esta mañana, los Reyes Magos han pasado por tu casa. Y así anda todo revuelto: papeles por los pasillos, cajas en los rincones… Los niños se han abalanzado sobre los regalos, y han dejado el hogar patas arriba.

A pesar de todo ese desorden, te voy a pedir que busques bien: ¿Has encontrado los regalos del Niño Jesús? ¡Menudo día de Reyes, si Aquél por quien tanto viajaron se queda sin sus ofrendas!

Ta daré una pista, para que encuentres lo que Melchor, Gaspar y Baltasar le han dejado al Niño:

– Oro: No tienen por qué ser lingotes amarillos; pesan mucho. Pero seguro que hay un dinero para Jesús, que tú entregarás como ofrenda a los pobres y como ayuda a la Iglesia.

– Incienso: Es la oración que asciende al Cielo como el humo, y perfuma el aire llenándolo de Dios. Tus propósitos de rezar más este año son incienso agradable al Niño Dios.

– Mirra: Es bálsamo que unge a los muertos, y cambia el olor de putrefacción por aroma agradable. Tus ayunos, tu mortificación y penitencia, este año, convertirán la muerte en vida.

¿Lo has encontrado ya? ¡Pues venga, corre, a Misa! ¡A entregar las ofrendas al Niño Dios!

(0601)

Evangelio 2017