Evangelio 2018

13 diciembre, 2016 – Espiritualidad digital

¡Un momento!

Hace más de dos semanas que comenzó el Adviento, y conviene que nos detengamos y hagamos balance. Aún quedan doce días para la Navidad, y estamos a tiempo de enderezar el rumbo si lo hubiéramos perdido.

Él le contestó: «Voy, señor», pero no fue.

Hace dos semanas, cuando la Iglesia nos anunció que el Señor se acercaba a nosotros, y nos invitó a salir a su encuentro, nosotros, como este segundo hijo, dijimos: Voy, señor.

¿Hemos ido?

¿Han cambiado nuestras vidas en estas dos semanas? ¿Hemos perseverado en el cumplimiento de los propósitos que entonces hicimos? ¿Están siendo estos días de diciembre distintos que unos días cualesquiera de junio o septiembre? Si no fuera por el color morado de la casulla del sacerdote, y por las lecturas de la misa de cada día, ¿nos daríamos cuenta de que estamos en Adviento?

Quizá te veas reflejado en ese segundo hijo, el que dijo voy, y no fue. Pero tengo una gran noticia para ti: aún estás a tiempo.

Anda, vuelve atrás quince días. Recupera esos primeros propósitos y reaviva tus deseos de recibir al Señor. Quizá necesites confesar de nuevo, y renovar la gracia en tu alma. ¡Hay tanto por hacer!

(TA03M)

Evangelio 2017