Evangelio 2018

24 noviembre, 2016 – Espiritualidad digital

La forma de reinar más arriesgada

inriNo es fácil, para quien no esté familiarizado con el Evangelio, entender la forma de reinar de Cristo. En este mundo, quienes gobiernan lo hacen desde la cima de una pirámide de poder, y ejercen su autoridad a través de la coacción. Tiene que ser así; nada que objetar. ¿Os imagináis lo que sucedería si un gobernante prescindiera de las fuerzas de seguridad y pidiera a sus ciudadanos que cumplieran la ley por puro amor? El caos sería terrible.

Exactamente eso es lo que le ha sucedido a Cristo: y es que Él decidió reinar desde la Cruz. «Regnavit a Ligno Deus».

Cuando veáis a Jerusalén sitiada por ejércitos, sabed que entonces está cerca su destrucción. Otros son los que aportan la violencia; Él aporta el dolor. Antes de que su reino se instaure, el mal se extenderá, y Él lo permitirá y lo sufrirá. Después verán al Hijo del hombre venir en una nube, con gran poder y gloria.

Pero, hasta que ese momento llegue, no te escandalices si ves que las tinieblas ganan terreno. Recuerda que esa aparente victoria es efímera, y, entre tanto, no sufras solo. Mira a la Cruz y abrázate a Él. Será más fácil.

(TOP34J)

La Santa Misa y el Divino Protocolo