Liber Gomorrhianus

11 Noviembre, 2016 – Espiritualidad digital

Lo que de verdad importa

en los días de NoéCuando Jesús se refiere a los días de Noé, describe la vida de aquellos hombres con una lista de ocupaciones que no es exhaustiva: comían, bebían, se casaban… Podríamos actualizarla: veían la televisión, navegaban por Internet, votaban, viajaban…

Hasta el día en que Noé entró en el arca. Entonces llegó el diluvio y acabó con todos. Cuando las aguas de la muerte comenzaron a caer sobre ellos, ¡qué poco importaban ya la comida, la bebida, o la prensa del corazón! Todas esas ocupaciones, que parecían llenar la vida, de repente se mostraron a los ojos de los hombres como absurdas e innecesarias. Ante la inminencia de la muerte, los ojos despiertan del sueño y se abren a la verdad. Aquél que fue tenido por necio, el que despreció las vanidades y empleó sus días en construir un arca cuando no llovía, es visto ahora como sabio. Y quienes comían, bebían, se casaban y reían pensando que vivirían para siempre, lamentan ahora su locura.

No esperes al último momento para despertar. Piensa que puedes morir hoy. ¿Estás en gracia de Dios? Porque, si no lo estás, no creo que la lista de la compra pueda servirte para que obtengas vida eterna.

(TOP32V)

La Santa Misa y el Divino Protocolo