Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

30 Octubre, 2016 – Espiritualidad digital

Para llorar, aunque ridículo

burbujaCuando leo que criticaban a Jesús diciendo: Ha ido a hospedarse en casa de un pecador, siento lástima de muchos.

«Padre, mi hijo se ha marchado para vivir con otro hombre. ¡Y ahora quieren que yo vaya a comer a su casa! Jamás lo haré».

«Padre, esta tarde los matrimonios del grupo parroquial estamos ocupados, porque hay fútbol y vamos a verlo juntos».

«Esta tarde he quedado con Mari Pía y con Mari Luz para ir a ver con nuestros maridos y nuestros hijos una película pro-vida muy chuli que echan en el Cine aguabendita».

Para llorar. Ese afán por «no contaminarse» y mantenerse lejos de los pecadores es lo más contrario al cristianismo.

Si te gusta el fútbol, vete al bar, donde se blasfema. Y le invitas al blasfemo a otra cerveza mientras le cantas las cuarenta. Si amas a tu hijo, ve primero tú a donde está él, ya que te invita, para que después pueda él volver a donde tú estás. Y, si te gusta el cine… Déjame decirte que todo ese cine pío y catequético que se está haciendo hoy es una bazofia. Mil veces mejor es «Mad Max». A ver si aprendemos también en eso.

(TOC31)

La Santa Misa y el Divino Protocolo