Evangelio 2018

29 octubre, 2016 – Espiritualidad digital

Juego de espías

espiasMe fascina la forma que tiene Jesús, en muchos momentos, de dar la vuelta a las situaciones para de convertir al perseguidor en perseguido y viceversa.

Entró Jesús en casa de uno de los principales fariseos para comer, y ellos lo estaban espiando. Se refiere a que lo estaban vigilando. En todo caso, lo sorprendente es esa afición del hombre por tomar control del misterio. Si se siente desbordado por la irrupción de Dios, su reacción, en lugar de arrodillarse, consiste en tratar de convertir a Dios en rata de laboratorio: analizarlo y desmenuzarlo hasta hacerse con el control de su Creador, para convertirlo en objeto, y poder seguir desempeñando el papel de Dios que le ofreció el Satán al principio del tiempo.

Notando que los invitados escogían los primeros puestos, Jesús les decía una parábola. He aquí la paradoja: ese Dios a quien quieres espiar te estaba espiando primero. Antes de que soñaras con saberlo todo sobre Él, Él ya sabía todo sobre ti. Y te lo dice, para que no te llames a engaño. ¿No es suficiente para que seas humilde? Por desgracia, no lo es. Porque tú, que espías a Dios, sin embargo no quieres escucharlo. Necio.

(TOP30S)

La Santa Misa y el Divino Protocolo