Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

28 Octubre, 2016 – Espiritualidad digital

Por si te lo habías creído

Simón y JudasAnoche os acostasteis pronto, y esta mañana os habéis levantado a las ocho. Habéis desayunado en abundancia, porque os hospedasteis en casa de buena gente, y os han agasajado porque seguíais al Maestro. Alguien entra en la casa. Es un niño, y corriendo cruza la puerta para gritar que Jesús llama a Simón y a Judas.

Os habéis limpiado los labios con la servilleta y habéis salido al encuentro del Señor. Allí estaban otros diez discípulos, y, cuando llegasteis, Jesús os ha anunciado que vosotros doce seréis sus apóstoles, los administradores de su legado.

Os sentís como si recogierais un premio merecido, pero no os dais cuenta de nada. Habéis dormido bien y comido en abundancia; por eso pensáis que lo merecéis. Sin embargo…

Pasó la noche orando a Dios. Cuando se hizo de día, llamó a sus discípulos, escogió a doce de ellos y los nombró apóstoles.

Él no ha dormido ni comido. La bendición con que os distingue es hija de su oración, no de vuestros méritos. Os ha llamado porque ha querido, no porque seáis mejores. Pero no olvidéis que deberéis seguirle. No siempre dormiréis y comeréis tan bien como hoy. Ser apóstol supone ser otro Cristo.

(2810)

La Santa Misa y el Divino Protocolo