Evangelio 2018

21 octubre, 2016 – Espiritualidad digital

Omnia loquuntur: Todo habla

habla¡Hasta de «hombre del tiempo» tiene que hacer el Señor para que entendamos!

Cuando veis subir una nube desde el poniente decís enseguida: «va a caer un aguacero», y así sucede. Hipócritas: sabéis interpretar el aspecto de la tierra y del cielo, pues ¿cómo no sabéis interpretar el tiempo presente?

Y es que las nubes hablan a quien sabe escucharlas. El campesino, o el meteorólogo, ven la nube, y la nube les dice: «Te voy a soltar tal manta de agua que lo de Noé te va a parecer un chubasco de intensidad variable». Y se van a casa, se ponen a cubierto, y se ríen de los vecinos que salieron a pasear pensando que «mañanita de lluvia, tarde de paseo».

De la misma manera, deberías dejar que te hablara el tiempo presente. Por ejemplo: llegas a la estación de autobús, y el autobús acaba de marcharse; lo has perdido. Y, mientras se aleja, te dice: «tienes tiempo para un misterio del rosario hasta el próximo». Te fías de un amigo, y el amigo te traiciona. Mientras sufres, tu sufrimiento dice: «más ha sufrido el Señor tus traiciones que tú la de tu amigo».

Todo habla para quien sabe escuchar.

(TOP29V)

La Santa Misa y el Divino Protocolo