Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

3 Octubre, 2016 – Espiritualidad digital

La herencia es para los hijos

herencia¿Por qué el maestro de la ley, cuando pregunta a Jesús sobre la recompensa de los justos, habla de heredar vida eterna? ¿Y por qué pregunta qué tengo que hacer? Por una parte, está claro que pensaba que la vida eterna se recibía por herencia. Pero una herencia no se consigue como resultado de un trabajo; no es preciso hacer nada para recibirla. Cuando mueren tus padres, heredas lo que no ganaste. Sin embargo…

Quienes heredan son los hijos. Si quieres heredar de tu Padre su tesoro más valioso, vive como hijo, ámalo como aman los buenos hijos a sus padres, y obedécelo de forma que no haya en ti otro deseo que el de hacer en todo su voluntad. Noé desheredó a Cam por haberse comportado como un mal hijo.

La pregunta qué tengo que hacer tiene una respuesta más misteriosa. Porque, para heredar, el padre tiene que morir. Aquel maestro de la ley, sin ni siquiera sospecharlo, realizaba una profecía estremecedora, de cuyo cumplimiento bien estaba al tanto el Señor. Era preciso que Dios muriera por nuestros pecados para que heredásemos vida eterna. Por tanto, si me preguntas qué tengo que hacer, la respuesta es: reconciliarte con Él.

(TOP27L)

La Santa Misa y el Divino Protocolo