Evangelio 2018

17 septiembre, 2016 – Espiritualidad digital

Te amo tanto que me duele

i-love-you-so-much-it-hurts-cover    En 1948, Floyd Tillman alcanzó el número 1 de las listas de música con su canción «I love so much it hurts». Esa misma canción volvió a obtener un éxito similar cuando, en 1961, Patsy Cline lanzó su particular versión. Pero no me interesa el palmarés de éxitos de la canción, sino su título: «Te amo tanto que me duele». Vuélvelo a leer mirando un crucifijo.

    Los del terreno pedregoso son los que, por algún tiempo, creen, pero, en el momento de la prueba, fallan. Es fácil decirle a Jesús «te amo». Pero, cuando ese amor duele, muchos se echan atrás. Hay un momento de la prueba, cuando el amor a Cristo requiere subir con Él la cuesta del Calvario. ¿Qué sucede entonces?

    Dices que amas al Señor; pero, si no experimentas consuelo en la oración, dejas de rezar o rezas menos. Dices que amas al Señor; pero no estás dispuesto a perdonar a quien te ha roto el corazón. Dices que amas al Señor; pero apenas te mortificas. Dices que amas al Señor; pero no quieres arriesgarte a quedar mal, y por eso no hablas de Dios a tus amigos.

    ¿De verdad amas al Señor? ¿Tanto, que te duele?

(TOP24S)

““La