Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

3 Septiembre, 2016 – Espiritualidad digital

Preguntas estúpidas

preguntar    Hay gente que pregunta para incordiar. Por ejemplo, en una discusión con un amigo te acaloras y subes el tono de la voz. Y va el amigo y te pregunta: «¿Por qué gritas?»… Son ganas de fastidiar. ¿Por qué voy a gritar? ¡Porque me he enfadado! ¿No se nota? ¡Qué preguntas!

    Sus discípulos arrancaban y comían espigas, frotándolas con las manos. Unos fariseos dijeron: «¿Por qué hacéis en sábado lo que no está permitido?»… ¿Por qué va a ser? ¡Porque tienen hambre! No creerás que están haciendo un curso de cata de trigo.

    Jesús, que fue más fino que yo, con el ejemplo de los hambrientos compañeros del rey David les dijo lo mismo. Dios no hizo el Sábado para que el hombre pasara hambre, sino para que descansara y disfrutara de su Amor. Pero aún hay gente empeñada en que la voluntad de Dios es que el hombre se fastidie.

    Mira: dolor habrá, de todos modos, y querrá Dios que lo soportemos con paciencia. Pero la voluntad de Dios es que el hombre sea feliz en la tierra y también en el cielo. Deja de hacer preguntas tontas y disfruta un poco más de Dios. ¿Te apetece un refresco?

(TOP22S)