Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

23 Julio, 2016 – Espiritualidad digital

Un descanso rentable

jesucristo-la-vid-y-los-sarmientos-2    La productividad, en este mundo, se mide por el movimiento. Quien se queda quieto no produce, quien trabaja sin descanso produce y es rentable.

    Una vez más, en el orden espiritual, todo sucede al revés. El que permanece en mí y yo en él, ése da fruto abundante. El fruto de una vida santa surge cuando el alma no se mueve, cuando descansa en Cristo y se queda allí. Sé que permanecer en Cristo también conlleva dar la vida, y que mucho se han cansado los santos. Pero, por debajo del movimiento exterior, se encontraba la quietud de quien reposaba en Dios sin alterarse.

   Quien va de Cristo al pecado y del pecado a Cristo, aunque apenas se mueva, anda inquieto y no descansa. Quien vive en el pecado vive en guerra, porque guerra es el pecado. Pero quien permanece en Dios, quien posa en Él pensamiento y afectos para no apartarlos jamás, viven en paz e irradia paz, aunque trabaje sin descanso.

    El fruto de esa concordia son las almas. Porque la paz que los santos transmiten es su mejor apostolado. Quien conoce a un santo pregusta el cielo, y quien pregusta el cielo fácilmente se rinde ante Dios.

(2307)