Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

19 Julio, 2016 – Espiritualidad digital

Aprende a caminar a oscuras

a oscuras    ¡Qué camino tan misterioso, el de la Virgen! Ayer hablábamos sobre esas personas que siempre quieren ver, sentir… Mientras la Virgen, la criatura más excelsa jamás salida de las manos de Dios, vio cómo el propio Dios encarnado, su Hijo, le negaba el derecho a contemplar su rostro.

    – Tu madre y tus hermanos están fuera y quieren hablar contigo. Jesús no salió. Allí dejó a su Madre, en la puerta, y ni siquiera se acercó a saludarla con un beso.

    No imaginaréis a María irrumpiendo en la sala a gritos: «¡Soy tu madre, y es la hora de comer! ¡A casa ahora mismo!»… Hasta parece irreverente. Ésa no sería la Virgen.

    María guardó su dolor en el corazón. Desde aquel día en que, con doce años, Jesús se había apartado de ella en Jerusalén, comenzó a sentir en el alma la punta de la espada anunciada por Simeón. Día tras día, la espada entraba un poco más, y su corazón sangraba mientras ella aceptaba y se fiaba de su Hijo. No mucho más tarde lo vería desollado en la Cruz.

    Si Jesús no te permite verlo, no te quejes mucho. Aprende a seguirlo a oscuras, como María. Ella te enseñará.

(TOP16M)